El Rey Felipe VI ha expresado este miércoles ante parte del contingente español desplegado en Irak su “orgullo” y su agradecimiento por la labor que desempeñan, subrayando que su misión “afecta a la seguridad de todos”. “Gracias por lo que hacéis y por cómo lo hacéis”, ha dicho a los efectivos desplegados en Bagdad y en Taji, acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles.

El jefe de Estado ha elogiado la cooperación de las fuerzas españolas con la coalición internacional que combate el terrorismo en Irak. Les ha reconocido que su trabajo es duro, y que pasar tanto tiempo fuera de casa “afecta a la cabeza y al corazón”. “Pero vosotros sabéis mejor que nadie la importancia de vuestra misión, y sabéis como hacerla”, ha subrayado.

Además, ha hecho hincapié en la disposición de los militares españoles a ayudar a un “pueblo que ha sufrido tanto” y en una región “que necesita estabilidad y progreso”.

Tras esas breves palabras improvisadas, Felipe VI ha pasado un rato departiendo con los militares, que han agradecido su gesto cantando un también improvisado ‘cumpleaños feliz’ en el hangar español del Bagdad Diplomatic Support Center -un complejo gestionado por el Departamento de Estado junto al aeropuerto de Bagdad–.

El Rey ha decidido pasar su 51 cumpleaños visitando a los 551 militares españoles que forman parte de la coalición contra DAESH en Irakdesde enero de 2015, principalmente en tareas de formación del Ejército iraquí.