Shinzo Abe, en un intento de detener la propagación del coronavirus por todo el país, declarará el estado de emergencia este mismo martes, informó el periódico Yomiuri, ya que el número acumulado de infecciones superó las 1.000 sólo en Tokio.