Abiy Ahmed se reunirá con dirigentes de la junta militar instaurada tras Omar Hasán al Bashir, y también, según algunos medios, con los grupos que reclaman una transición inmediata y sin ambages a un gobierno civil.

La mediación tiene lugar tras los hechos ocurridos el pasado lunes, cuando las fuerzas de seguridad trataron de desalojar la sentada que los manifestantes mantienen desde hace semanas frente al ministerio de Defensa. Fuentes oficiales reconocen 60 muertos, la oposición asegura que son más de cien. La comunidad internacional condenó con dureza los hechos.

A las condenas verbales se ha sumado la sanción de la Unión Africana, que anunció el jueves que apartaba a Sudán hasta que hubiese una administración civil.