Siria acudirá a las urnas el próximo 13 de abril. Bachar al Asad ha convocado este lunes elecciones parlamentarias para elegir a los diputados de las 15 provincias que componen el país, incluyendo Raqa, que está en poder del DAESH, e Idleb, en manos de otros grupos terroristas. De hecho, a día de hoy el régimen apenas controla la mitad del territorio nacional. El Parlamento sirio cuenta con muy pocos poderes, ya que casi toda la actividad, tanto legislativa como ejecutiva, recae en el jefe del Estado. Las últimas elecciones que se celebraron en Siria se remontan a 2012, con el país ya en guerra.