Sergio Mattarella ha recibido a Conte en el Palacio del Quirinal para hacerle el ofrecimiento, que este ha aceptado “con reservas”, como marca la fórmula tradicional de este procedimiento en Italia. Conte tendrá que volver a presentarse ante el jefe del Estado para comunicarle si se tiene o no los apoyos parlamentarios suficientes para gobernar, y después elaborar la lista de ministros, que será presentada de nuevo al presidente. 

El nuevo Gobierno será fruto de la coalición entre el Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el Partido Democrático (PD). Conte repetirá así como primer ministro tras haber dimitido por la crisis ocasionada por la retirada del apoyo de la Liga de Matteo Salvini. 

Conte, en declaraciones en el Quirinal, ha subrayado que el país necesita abandonar la inestabilidad política y “recuperar el tiempo perdido”, también en la Unión Europea, donde espera que Italia, uno de los países fundadores, recupere un “rol protagonista”.