Alberto Fernández anunció este martes que no pedirá al FMI que le entregue los 11.000 millones de dólares que aún quedan por desembolsar del crédito de 57.000 millones de dólares concedido al Gobierno saliente de Mauricio Macri.

“No se va a venir el dinero (pendiente)”, ha dicho Fernández en una entrevista concedida a Radio con Vos. “¿Tengo un problemón y voy a pedir 11.000 millones más? Yo lo que quiero es dejar de pedir y que me dejen pagar”, ha explicado, según informa ‘La Nación’.

Fernández ha asegurado que Argentina pagará las deudas ya contraídas porque es “una persona seria”, si bien ha incidido en que, por la misma razón, la nación austral no puede seguir endeudándose: “No quiero firmar acuerdos que no vamos a cumplir”.

Argentina sufre le enésima crisis económica de los últimos años, por lo que el Gobierno de Macri acudió al FMI para que le diera una inyección de 57.000 millones de dólares, de los que ya ha entregado 45.000 al país.