El petrolero iraní que estaba en el centro de una disputa diplomática dejó Gibraltar después que el gobierno británico rechazara una demanda de Estados Unidos de retenerlo.

Según informa DW, el petrolero, que estuvo detenido desde el 4 de julio en la costa de Gibraltar, levantó el ancla el domingo (18.08.2019) por la noche y navegó rumbo al sur. Hasta ahora las autoridades de Gibraltar no han confirmado su partida, pero imágenes que muestran el barco dejando el territorio británico han sido transmitidas por televisión.