Con el 96,99% del voto escrutado, Fernández, del Frente de Todos, se ha impuesto con el 48,10% de los sufragios ante el presidente Mauricio Macri, que ha obtenido un 40,36%, lo que supone una ventaja de casi 8 puntos, mucho menor que la que pronosticaban las encuestas

Macri reconoció la derrota y felicitó a Fernández. En un discurso ante los simpatizantes que se congregaron en su búnker electoral, en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, Macri dijo que había hablado con Fernández “por la gran elección que han hecho”.

“Lo invité a desayunar en la Casa Rosada porque tiene que empezar un periodo de transición ordenada que lleve tranquilidad a todos los argentinos, porque acá lo único importante es el futuro y el bienestar de los argentinos”, expresó el mandatario.

Macri perdió respaldo de los argentinos debido a la crisis económica que ha venido aquejando al país, marcada por una elevada inflación y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios.

Fernández anunció que se reunirá el lunes con el actual gobernante para hablar de la transición política hasta el 10 de diciembre, cuando asumirá el cargo, momento hasta el que prometió “colaborar” por el bien de los argentinos.