El Partido Popular Europeo (PPE) ha aprobado la suspensión temporal del partido Fidesz del primer ministro húngaro, Viktor Orban, tras los ataques de Budapest al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker y ante la sospecha de que haya podido violar principios legales europeos.