El Parlamento británico inicia este miércoles el proceso para encontrar un plan alternativo para el Brexit ante el continuo rechazo al Acuerdo de Retirada negociado por la primera ministra, Theresa May, y la Unión Europea (UE). Dos días después de arrebatarle el control de la orden del día al Gobierno, los diputados se pronunciarán sobre sus preferencias con las denominadas votaciones indicativas, un procedimiento por descarte hasta dar con una opción apoyada por una mayoría.

Algunas de las opciones que podrían someterse a votación van desde la permamencia en el mercado comunitario y la unión aduanera, un pacto con la UE similar al de Noruega, el Brexit de May, a una salida sin acuerdo. Salvo el acuerdo o el Brexit duro, todas cambiarían el curso del divorcio.