Este 20 de marzo, en la Misa en Santa Marta, el Santo Padre elevó una oración especial por el personal médico y los trabajadores de la salud que están haciendo todo lo posible para ayudar a los pacientes infectados con el coronavirus, especialmente en las localidades italianas de Bérgamo, Treviglio, Brescia y Cremona. También rezó por las autoridades.

“Ayer he recibido un mensaje de un sacerdote de Bérgamo pidiendo rezar por los médicos de Bérgamo, Treviglio, Brescia, Cremona, que están al límite de su trabajo; están dando su propia vida para ayudar a los enfermos, para salvar la vida de los demás. Y también oremos por las autoridades; para ellos no es fácil manejar este momento y muchas veces sufren las incomprensiones. Ya sean médicos, personal de hospitales, voluntarios de la salud o las autoridades, en este momento son pilares que nos ayudan a ir adelante y nos defienden en esta crisis. Oremos por ellos”.