Francisco hizo su llamamiento después de rezar el Ángelus este domingo 29 de marzo

Haciendo eco al llamamiento del Secretario General de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, para un “alto al fuego global e inmediato en todos los rincones del mundo”, y recordando la actual emergencia sanitaria del COVID-19, que no conoce fronteras, el Santo Padre se unió a este llamamiento invitando a todos al cese de “toda forma de hostilidades bélicas, fomentando la creación de corredores para la ayuda humanitaria” de los más vulnerables.

“Que nuestro compromiso conjunto contra la pandemia – invocó el Pontífice – pueda llevar a todos a reconocer nuestra necesidad de fortalecer los lazos fraternales como miembros de una única familia humana. En particular, suscite en los responsables de las Naciones y otras partes implicadas un renovado compromiso para superar las rivalidades”.