“Que Europa vuelva a ser el sueño de los Padres Fundadores” es el deseo que el Papa Francisco formuló al final de la conferencia de prensa en el vuelo a Roma al final de su viaje a Rumania, dialogando con los reporteros.

Si Europa no es grande ante los retos futuros se marchitará. He dicho que Europa de madre se está convirtiendo en abuela. Quizá alguien a escondidas se puede preguntar si no será el final de la aventura iniciada hace 70 años“, dijo Francisco.

El pontífice, preguntado al respecto, aconsejó “recuperar la mística de los padres fundadores” y que la Unión Europea “debe reencontrarse a sí misma y superar la división y las fronteras“.

Estamos viendo fronteras en Europa y eso no es bueno. Es verdad que cada país tiene su propia identidad y debe protegerla, pero por favor, que Europa no se deje vencer por el pesimismo y la ideología, porque es atacada por ideologías y nacen los grupillos“, señaló.

Pensad en una Europa dividida, aprendamos de la historia y no regresemos al pasado“, instó el papa.