La insostenible situación que vive el Hospital Al-Shifa, el más  grande de Gaza, priva a muchos palestinos de la oportunidad de poder rehacer sus vidas, mientras sus médicos sufren la impotencia de carecer de los medios adecuados para tratar a sus pacientes.

Los profesionales de este centro médico están frustrados con la complicada situación con la que han de convivir a diario, e incluso piensan en la  escasa utilidad que representa ejercer su profesión ante la falta de recursos a la que se enfrentan.

El coordinador humanitario de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados, Jamie McGoldrick, visitó el centro sanitario el pasado miércoles antes de la escalada del conflicto entre Israel y Gaza que comenzó la madrugada del domingo al lunes.

McGoldrick destacó que unas 20.000 personas resultaron heridas en Gaza el pasado mes de marzo durante las manifestaciones de la “Marcha del Retorno”, muchas de ellas con disparos por debajo de las rodillas.

“Lo que vimos en el hospital son cientos de jóvenes, tanto hombres como mujeres, que necesitan al menos seis o siete  cirugías muy complicadas de reestructuración ósea vascular que podrían durar dos años y costar millones de dólares. Además, precisan un apoyo técnico y recursos que este hospital o Gaza no tienen”.

Debido al aumento en el número de lesiones, el hospital tuvo que posponer alrededor de 8000 cirugías de pacientes con cáncer, dolencias cardíacas y otro tipo de enfermedades.

“La Franja de Gaza vive un período muy difícil de más de 10 años de duración, que incluye el bloqueo y el deterioro de los indicadores sociales, además del aumento de la pobreza y el desempleo. Se necesita derivar a muchos pacientes a hospitales fuera de Gaza para que reciban el tratamiento necesario. Cada año, más de 24.000 personas solicitan permisos para recibir este tratamiento debido a la falta de recursos en Gaza”.

La mayoría de los casos se derivan a hospitales de Jerusalén, Jordania y Egipto.

La población de Gaza no tiene otra alternativa que buscar tratamiento dentro de la Franja debido al bloqueo israelí, destacó McGoldrick.