La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de febrero es del –0,8%,cinco décimas por debajo de la registrada el mes anterior, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los grupos con mayor influencia en este descenso son el transporte, que disminuye su tasa casi tres puntos hasta el –4,7%, debido mayoritariamente al descenso en los precios de los carburantes y lubricantes; y a los alimentos y bebidas no alcohólicas, con una variación del 1,3%, ocho décimas menos que en febrero y en la que destaca la subida de los precios de las legumbres y hortalizas frescas. Además, es reseñable la bajada de los precios del pescado fresco y las frutas frescas, mayores que las registradas en 2015.

A pesar de la bajada de la tasa anual del IPC general, cabe destacar la subida de la tasa del grupo de las comunicaciones, cuya variación se sitúa en el 2,7%, un punto y medio por encima de la del mes anterior, a consecuencia del aumento de los precios de los servicios telefónicos, frente a la estabilidad reflejada en febrero del pasado año.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumenta una décima hasta el 1,0%, y se sitúa casi dos puntos por encima de la del IPC general.

Por comunidades, la tasa anual del IPC disminuye en todas las comunidades. Los mayores descensos se registran en Castilla-La Mancha (–1,4%), Andalucía (–1,0%) y Región de Murcia (–0,9%), con bajadas de ocho, siete y siete décimas, respectivamente. Por su parte, Canarias es la comunidad que menos disminuye su tasa anual, situándola en el –0,8%, una décima menos que la registrada en enero.

Con respecto a la tasa de variación anual del IPCA se sitúa en el –1,0%, seis décimas por debajo de la registrada el mes anterior.