Consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes

– La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en diciembre fue del 1,2%, cinco décimas inferior a la registrada el mes anterior según ha confirmado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los grupos con influencia negativa fueron transporte, con una variación del 0,2%, más de tres puntos por debajo consecuencia de la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes este mes; vivienda, que disminuyó su variación anual tres décimas (2,5%), debido al descenso de los precios del gasóleo para calefacción, y hoteles, cafés y restaurantes, que presentó una tasa del 1,8%, tres décimas menor por la disminución de los precios de los servicios de alojamiento.

Por su parte, el grupo con mayor influencia positiva fue ocio y cultura, cuya tasa anual aumentó cuatro décimas, hasta el -0,1%, debido a que los precios de los paquetes turísticos subieron este mes más de lo que lo hicieron en 2017.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantuvo en el 0,9%, con lo que se sitúa tres décimas por debajo de la del IPC general.

Baja en todas las comunidades

La tasa disminuyó en todas las comunidades autónomas en diciembre respecto a noviembre. Los mayores descensos se produjeron en Castilla-La Mancha y Extremadura, con bajadas de ocho y siete décimas, respectivamente.

Por su parte, Canarias, Andalucía y La Rioja son las comunidades donde menos bajó la tasa anual, con un descenso de dos décimas en la primera, y de cuatro décimas en las dos últimas.