El selectivo bursátil español comenzaba el miércoles perdiendo de nuevo de vista los 7.000 puntos y cortando una racha de tres sesiones al alza, tras una reunión fallida del Eurogrupo para acordar estímulos contra el Covid-19.