El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) de Estados Unidos ha informado que María ha alcanzado a las 6:15 hora local del miércoles las cercanías del municipio de Yabucoa, 55 kilómetros al sureste de San Juan de Puerto Rico, en cuyo puerto se ha registrado un aumento del nivel del mar de 1,3 metros de altura.

El ciclón había perdido algo de fuerza esta madrugada, con vientos 30 km/h menos respecto a los 280 que generaba.

Se teme que el huracán acumule precipitaciones de más de 63,5 centímetros por metro cuadrado y que el mar inunde zonas de la isla. Las autoridades puertoriqueñas han pedido que abandonen sus casas quienes viven en zonas susceptibles de inundarse, tienen viviendas de madera o tejados de zinc.

María avanza por el Caribe tras devastar la isla de Dominica y causar graves daños en las Islas Vírgenes, Guadalupe y Martinica. Las autoridades francesas han confirmado al menos dos muertos en Guadalupe.

El NHC prevé que pase también por la costa norte de la República Dominicana entre la noche del miércoles y la mañana del jueves, aunque para entonces puede iniciar un lento debilitamiento.