“Se ha perdido todo lo que se podía perder”, ha declarado el primer ministro de la isla. María oscila entre la categoría 5 (la máxima en la escala Saffir-Simpson) y categoría 4 y se dirige hacía Martinica, las islas Vírgenes y Puerto Rico, que han declarado la alerta.

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de EE.UU., María registra vientos de 250 kilómetros por hora, su ojo se ubica a 380 kilómetros al sureste de Saint Croix (Islas Vírgenes) y avanza en dirección oeste-noroeste a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

Las previsiones del NHC indican que María avanzará por el Caribe a lo largo de este martes y el miércoles con un potencial “catástrofico” para las Antillas Menores, ya golpeadas hace menos de dos semanas por el huracán Irma.