Y condena, de forma literal, “los procesos judiciales viciados destinados a criminalizar la protesta y las opiniones políticas”, como los emprendidos contra varios diputados.

El grupo, compuesto por países de la Unión Europea y América Latina, que se ha reunido en Costa Rica, también ha anunciado el envío a Caracas de una misión de alto nivel encargada de negociar con todas las partes implicadas en la crisis.

“Estamos listos para llevar a cabo una misión de alto nivel en Caracas para presentar y discutir opciones concretas”, explicó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Mogherini señaló que están de acuerdo en que la solución debe ser pacífica, democrática y surgir dentro de la propia Venezuela, sin implicar fuerza militar ni violencia: “La prioridad ahora es frenar la escalada en una situación ya extremadamente tensa. Para conseguirlo es imperativo restaurar la democracia, el respeto de las leyes y la separación de poderes”, señaló la Alta Representante europea.

En esa línea, el grupo expresa su deseo de que la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición y presidida por Juan Guaidó, siga siendo el centro de la vida política del país y condena, de forma literal, “los procesos judiciales viciados destinados a criminalizar la protesta y las opiniones políticas”, como los emprendidos contra varios diputados.