Los primeros ministros de la República Checa, Polonia, Eslovaquia y Hungría reafirmaron este jueves en Bratislava su coincidencia en la crítica a la Unión Europea (UE), de la que son miembros, y reiteraron su rechazo a la inmigración, informó la cadena local TA3.