Se destinarán recursos adicionales al sector de la salud para apoyar infraestructuras de emergencia y el desarrollo de tratamientos y vacunas

El Grupo Banco Europeo de Inversiones (Grupo BEI) ha anunciado medidas en coordinación con la Comisión Europea y los Estados Miembros de la UE, para apoyar a las empresas europeas, el gasto sanitario y la economía de la UE en su conjunto.

“El Covid-19 se está cobrando un alto precio en sufrimiento humano en toda Europa y en el mundo. El Banco, y yo personalmente, estamos al lado de las personas afectadas por el contagio. La pandemia tiene también un impacto económico devastador que ya se está manifestando”, ha indicado el presidente del BEI, Werner Hoyer.

“Necesitamos una respuesta europea contundente y la necesitamos ahora. Europa necesita hacer todo lo que sea necesario.  El banco de la UE ayudará en esta crisis como lo ha hecho siempre hasta ahora en todos los momentos de dificultad que ha atravesado Europa, tanto por las crisis económicas como por las catástrofes naturales. Nos centraremos inmediatamente en ayudar a las pequeñas y medianas empresas y a las empresas de mediana capitalización (midcaps). Necesitan ayuda desesperadamente, y la necesitan de forma urgente. En colaboración con los Estados miembros, la Comisión Europea y otros socios financieros, especialmente los bancos nacionales de promoción, queremos desarrollar un importante paquete financiero que pueda ponerse en marcha de inmediato, sin recurrir a nuevos actos legislativos”, explicó.

El Grupo BEI ha propuesto un plan para movilizar hasta 40.000 millones de euros de financiación. Estos fondos se destinarán a facilitar préstamos puente, periodos de carencia y otras medidas para aliviar la falta de capital de circulante de las pymes y las midcaps. El Grupo BEI, incluido el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) que se especializa en el apoyo a las pymes, trabajará de la mano con intermediarios financieros de los Estados Miembros y en asociación con los bancos nacionales de promoción.

El paquete de financiación propuesto contempla:

  • Sistemas de garantía específicos para bancos basados en programas ya existentes que se podrán implementar de forma inmediata, para movilizar hasta 20.000 millones de euros de financiación.
  • Líneas de financiación a intermediarios financieros para asegurar que las pymes y midcaps tengan acceso a 10.000 millones de euros de capital circulante adicional.
  • Programas de compra de bonos de titulización de activos (ABS) para permitir a los bancos transferir al BEI el riesgo de sus carteras de préstamos para pymes, con el objetivo de movilizar otros 10.000 millones de euros de financiación.

Además, el Grupo BEI utilizará los instrumentos financieros existentes compartidos con la Comisión Europea, principalmente el ‘Mecanismo de financiación para las enfermedades infecciosas’ InnovFin, para financiar proyectos que contribuyan a frenar la propagación, encontrar un tratamiento y desarrollar una vacuna contra el coronavirus.

Y también apoyará medidas de emergencia para financiar las mejoras urgentes de las infraestructuras y las necesidades de equipos en el sector de la salud, utilizando los préstamos marco aprobados o los importes no desembolsados de los proyectos de salud existentes. La actual cartera de proyectos del Grupo BEI en el sector de la salud asciende a unos 5.000 millones de euros.