La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha afirmado que el Ejecutivo “no acepta ultimátums y mantiene su determinación de continuar por la vía del diálogo” en Cataluña, y ha pedido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, “distensión y calma”.

En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Celaá ha respondido así a la advertencia del presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha avisado hoy al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que si no presenta antes de un mes una propuesta para un referéndum, el independentismo “no podrá garantizarle ningún tipo de estabilidad en el Congreso”.

“El presidente de la Generalitat no tiene que esperar al mes de noviembre para conocer nuestra respuesta, se la damos ahora mismo, y es autogobierno y no independencia, convivencia y no independencia”, ha dicho Celaá.

Celaá ha insistido en que el independentismo debe “asumir su responsabilidad” y “gobernar” y “no gesticular” ni “volver a caminos que conducen a la frustración”.

El Gobierno considera que Torra “se vuelve a equivocar”, que lo hizo ayer al “jalear a radicales contra los mossos” y que lo ha hecho hoy “lanzando amenazas” a Sánchez.

En ese sentido, ha asegurado que ni la “radicalidad” ni la “amenaza” son el camino, sino que “el camino es la ley y el diálogo” y que en Cataluña “sobran gestos y falta responsabilidad”.