Debido al empeoramiento de la pandemia de COVID-19 en la ciudad, lo que supone un mazazo para los candidatos prodemocracia de la oposición que aspiraban a conseguir más votos en los comicios.