Este cierre coincide con el primer aniversario del presidente, Donald Trump, en la Casa Blanca

 – El Gobierno federal de Estados Unidos ha iniciado esta medianoche un cierre parcial e indefinido de sus actividades por la falta de fondos para financiarlas, después de que republicanos y demócratas no alcanzasen un acuerdo presupuestario en el Congreso.

El cierre parcial, o shutdown, se produce después del bloqueo demócrata en el Senado a que se aprobara una extensión del presupuesto por cuatro semanas al no aceptar la Casa Blanca negociar el futuro de cerca de 800.000 jóvenes indocumentados, conocidos como dreamers o soñadores.

Esta es una gran derrota política para el presidente Trump ya que es el primer shutdown que ocurre en Estados Unidos con un partido (en este caso el Republicano) controlando el Congreso (tanto el Senado como la Cámara de Representantes) y la Casa Blanca.

Lo que ocurre a partir de ahora es que las agencias que se consideran no esenciales dejan de funcionar, por lo que miles de trabajadores se irán a sus casas mientras el Congreso llega a un acuerdo sobre un proyecto de ley para el presupuesto federal.