Son datos de los últimos días. En la castigada ciudad del Ecuador ya han sido recogidos más de 1.300 cuerpos acumulados en casas particulares, hospitales y funerarias privadas.