El gobierno de Chile ratificó este domingo (10.11.2019) que pronto iniciarán el proceso para una nueva Constitución a través de un “Congreso Constituyente”, con amplia participación ciudadana y un plebiscito que lo ratifique, un giro que responde a una de las principales demandas tras el estallido social.