Luego que medios públicos, como la televisión nacional CCTV y el diario Global Times, anunciaron la muerte del médico -información que luego fue eliminada de las redes sociales- el gobierno central anunció una investigación sobre la muerte del doctor y el ayuntamiento de Wuhan dio el pésame a la familia.

Li murió este jueves en el hospital de Wuhan, en el que trabajaba como oftalmólogo, tras haberse contagiado de la enfermedad que ya se ha cobrado 636 muertes. A finales de diciembre, Li alerto en sus redes sociales de lo que suponía era un rebrote del SARS, otro coronavirus que en 2003 causó más de 900 muertes. El 3 de enero, Li y otras ocho personas que habían alertado igualmente de los contagios fueron conminados por la Policía a firmar una declaración en la que se declaraban culpables de “diseminar información falsa en internet” y prometían no volver a hacerlo.