110316CMinistros2Preguntada por el pre-acuerdo adoptado por la Unión Europea y Turquía sobre los refugiados, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha dicho que todavía “queda trabajo por hacer en la Unión” y que en este tema el Gobierno “siempre va a trabajar por el consenso de la Cámara”.

A este respecto, ha recordado la proposición no de ley adoptada en el Parlamento en octubre de 2015, según la cual todos los grupos iban a trabajar juntos y a “sacar el auxilio y el refugio del debate político y partidista”. “Nos mantenemos en esa posición”, ha resaltado Sáenz de Santamaría.

Asimismo, ha señalado que para el Ejecutivo “el tratamiento del asilo y la inmigración tiene que ser una política común de la Unión”, que ha de “solventarse favoreciendo la cooperación en origen” y cuya solución debe cumplir con “nuestros estándares humanitarios que forman parte del acervo europeo en su conjunto”.