El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha anunciado un pacto de los países del G7 para dar a los países de la Amazonia una ayuda de 20 millones de euros para contribuir a la lucha contra el fuego, toda vez que “la pérdida del principal pulmón del planeta es un problema mundial”.

El presidente galo, que ha comparecido ante los medios en el marco de la cumbre del G7 en Biarritz, ha confirmado también que sigue con “mucha atención” los fuegos que afectan a varios países del África subsahariana, “principalmente” República Democrática del Congo, y ha planteado la posibilidad de lanzar una “iniciativa similar” a la anunciada para la Amazonia.

Además del envío de una flota aérea, el G7 decidió un plan de ayuda a mediano plazo destinado a la reforestación que será presentado a la Asamblea General de la ONU a fines de septiembre. Para ese plan será necesario el acuerdo de Brasil y un trabajo con las ONG y las poblaciones locales.

Esta “iniciativa para la Amazonía” fue anunciada tras una sesión de la cumbre del G7 consagrada al medio ambiente, durante la cual se abordó la situación que atraviesa la selva amazónica.