Un 1,3% menos que lo estimado en el anterior estudio, y lejos también del 9,8% que espera crecer el Ejecutivo de Sánchez

El FMI también estima que la contracción económica de España durante 2020 fue del 11,1%, frente a la caída del 12,8% que estimaba en octubre. En ese mes, cuando la institución publicó su estimación, el Gobierno preveía que el PIB descendiera un 11,2%.

En noviembre el Fondo ya había alertado de que el descenso de la economía durante el año sería menor de lo que había estimado por la buena marcha del tercer trimestre. No obstante, en ese momento no llegó a dar datos exactos, ya que estaba previsto que se publicaran ahora en enero.

Para 2021, la nueva previsión del organismo presidido por Kristalina Georgieva es que España experimente un crecimiento económico del 5,9%, lo que supone una corrección de 1,3 puntos a la baja con respecto a la estimación anterior. Pese a este descenso, España se mantiene como el país de entre las economías avanzadas que más crecerá este año.

La previsión del 5,9% del FMI es más de un punto inferior a la estimación del Gobierno, que prevé que España crecerá un 7,2% este año, aumento que podría elevarse hasta el 9,8% por el impacto de los fondos europeos.