Colorado se convierte en el vigésimo segundo Estado en abolir la pena de muerte. El anterior en hacerlo fue New Hampshire en mayo de 2019.