Ante las numerosas violaciones al cese de las hostilidades en Yemen, el enviado especial de Naciones Unidas para ese país decidió aplazar las conversaciones de paz en Suiza durante un mes para que se lleven a cabo consultas bilaterales en Yemen y la región con el objetivo de lograr un alto el fuego.

635688Yemen_Envoy“Debido a la importancia del cese de las hostilidades para el éxito de las conversaciones, el Enviado Especial las ha aplazado hasta mediados de enero de 2016”, dijo Ismail Ould Cheikh Ahmed.
Durante este periodo, el Enviado Especial seguirá trabajando con las partes para identificar e implementar medidas que ayuden a reforzar el respeto por un alto el fuego y proceso de paz duraderos.

El conflicto entre las partes enfrentadas se ha agravado en las últimas semanas y como consecuencia, la inseguridad alimentaria del país es aún mayor. Aproximadamente 3 millones de personas más están pasando hambre en menos de un año, según un informe del Programa Mundial de Alimentos. En torno a 7,6 millones de personas pasan serios apuros para alimentarse, un nivel que requiere ayuda externa con urgencia.

La semana pasada, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamamiento para recaudar 31 millones de dólares para asegurar la continuidad de la atención médica básica para casi 15 millones de yemeníes tras el colapso del sistema sanitario del país.

En su comunicado, Ould Cheick Ahmed hizo referencia a la participación constructiva de las partes en las conversaciones facilitadas por la ONU, pero señaló que el progreso se vio perjudicado por las numerosas violaciones al alto el fuego.

En esos encuentros, los participantes acordaron negociar un marco para un acuerdo que acabase con el conflicto y permitiese la reanudación de un diálogo político inclusivo. También se espera procurar una mayor participación de las mujeres en las conversaciones.