El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este martes que es posible que se retrase la fecha de su cumbre con el líder norcoreano, Kim Jong-un, y reveló que ha puesto “condiciones” al histórico encuentro, dos datos que aumentan la incertidumbre sobre si la histórica cita llegará a producirse.

Al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in, Trump aseguró que hay “una posibilidad muy significativa” de que su cumbre con Kim no pueda producirse el 12 de junio en Singapur, como estaba previsto.

“Puede que no salga adelante lo del 12 de junio”, dijo Trump en declaraciones a los periodistas al recibir en la Casa Blanca al presidente surcoreano, Moon Jae-in, y agregó que cree que Kim habla “en serio” cuando asegura estar dispuesto a avanzar hacia la desnuclearización.

Trump no aclaró si había hablado con Kim sobre el futuro de la cumbre, y se limitó a indicar que se “sabrá pronto” qué ocurre con la histórica cita. “Veremos lo que pasa”, ha agregado el gobernante.

Trump insinuó que Moon podría volver a reunirse con Kim tras su histórico encuentro del pasado 27 de abril, y dijo que si las negociaciones salen adelante, “Corea del Sur, China y Japón estarán dispuestos a ayudar” para “hacer que Corea del Norte sea grande”.

Moon, por su parte, dijo entender que la gente sea escéptica sobre la cumbre entre Trump y Kim, pero afirmó tener “confianza completa” en que el presidente estadounidense puede llegar a un acuerdo para acabar con la guerra coreana y traer “paz y prosperidad” a Corea del Norte.