16 días después de la caída del poder del ex presidente Blaise Compaoré, que ha durado 27 años, y de la toma del control de una junta militar, un civil ha sido nombrado presidente interino de Burkina Faso. Se trata del diplomático Michel Kafando, que ha sido elegido por el Colegio de designación, el órgano formado por los políticos, los militares, la sociedad civil y las diferentes confesiones religiosas en el país, encargado de elegir al jefe de Estado que dirigirá el país hasta las elecciones generales del mes de noviembre de 2015.

La junta militar, encabezada por el teniente coronel Isaac Zida, ha mantenido su promesa de restituir lo antes posible el poder en manos de los civiles. El nombramiento de Kafando ha estado precedido por la aprobación de la Carta de transición, que ha sentado las bases para el regreso del poder en manos de civiles. 

Michel Kafando, ex-ministro de Relaciones Exteriores, durante 15 años fue figura destacada del gobierno del presidente Blaise Compaoré y fue también embajador de Burkina Faso ante las Naciones Unidas.

Los próximos pasos serán la formación de un gabinete y la toma de posesión de un parlamento interino compuesto por 90 integrantes.