El principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, suavizaba ligeramente, tras la apertura, las caídas con las que iniciaba la jornada contagiado por la corrección de ayer en Wall Street, que algunos expertos relacionan con una recogida de ganancias.

El selectivo español arrancó la sesión con descensos de más del 3 por ciento, que se moderaron minutos después hasta el 2 por ciento y los 9.864 puntos, mientras el paneuropeo FTSEurofirst 300 se dejaba un 2,3 por ciento a la misma hora.

Las bolsas asiáticas se contagiaron también de las caídas en Wall Street, hundiéndose los mercados de futuros estadounidenses. El índice asiático MSCI, que excluye Japón, retrocedía un 3,5 por ciento mientras que el Nikkei se hundía un 5 por ciento.