El Ministerio de Hacienda ha publicado los datos de ejecución del Estado correspondiente al mes de agosto, cuyo déficit se redujo en tasa interanual un 11,9% hasta los 18.895 millones de euros.

Esto equivale al 1,56% del PIB en términos de contabilidad nacional, lo que supone una disminución de 0,28 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2017 gracias, en gran medida, a la mejora de los recursos impositivos un 7,4%.

Por su parte, en los primeros siete meses del año el déficit consolidado de las Administraciones Públicas, excluyendo las Corporaciones Locales, se sitúa en 22.634 millones, equivalente al 1,87 % del PIB. Esta cifra excluye el saldo neto de las ayudas a instituciones financieras, que a finales de julio es positivo por importe de 67 millones, como consecuencia de las menores indemnizaciones efectuadas tanto por el FROB como por BFA.

Los Fondos de la Seguridad Social han obtenido un déficit del 0,31%, lo que supone un 28,5% inferior al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. Los recursos se han incrementado un 6,2%, destacando el fuerte incremento de las cotizaciones del 5,8%. Por su parte los empleos aumentan un 4,2%.

A finales del mes de julio, las CC. AA. presentan un superávit de 681 millones, frente al déficit de 955 millones registrado en julio de 2017. En esta evolución han influido la liquidación definitiva de 2016 de los recursos del sistema de financiación, abonada en el mes de julio, que ha supuesto 205 millones más respecto a la liquidación de 2015, y especialmente las mayores entregas a cuenta, que en su conjunto se incrementan un 6,2% respecto a 2017 (2.212 millones hasta julio).

El Ministerio de Hacienda también ha publicado los datos de ejecución de las Corporaciones Locales en términos de contabilidad nacional correspondientes al segundo trimestre del año. En este periodo, las Corporaciones Locales registraron un superávit de 615 millones, equivalente al 0,05% del PIB.

Con estos datos, el déficit consolidado del conjunto de las Administraciones Públicas, excluida la ayuda financiera, es de 22.083 millones de euros en el segundo trimestre de 2018, equivalente al 1,82% del PIB.