Según el avance mensual de la balanza de pagos publicado por el Banco de España, en el mismo periodo de 2018, la balanza se situó en una cifra negativa de 2.000 millones.