El grupo yihadista ha logrado recuperar posiciones que ya le habían sido arrebatadas por las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza liderada por kurdos, en su último reducto en Siria, según informa Efe.