El ERE temporal tiene inicialmente una duración de 14 días, que se empezarían a contar desde el 14 de marzo, fecha en la que se decretó el estado de alarma en España, y se ampliará dependiendo de la duración del mismo.