El proyecto de ley de Emergencia Alimentaria y Nutricional para paliar los efectos sobre la población de la grave crisis que vive el país, recibió 222 votos a favor y una única abstención. El texto pasará ahora al Senado.

La ley establece un incremento de al menos un 50 % de las partidas presupuestarias para políticas de alimentación y nutrición, en particular, para el abastecimiento de comedores en zonas vulnerables.

La decisión de los diputados estuvo precedida por una gran cantidad de manifestaciones para exigir al Gobierno de Mauricio Macri medidas urgentes.

La recesión económica que sufre Argentina se profundizó tras las primarias de agosto, que auguran una victoria del peronismo en las próximas elecciones. En plenas turbulencias financieras, la inflación subrió un 4 %, acumulando un 30 % en lo que va de año.