El Pleno del Congreso ha dado este jueves un paso más para derogar la prisión permanente revisable tras rechazar las dos enmiendas a la totalidad del PP y Ciudadanos que pretendían ampliar los casos de aplicación de esta figura y endurecer el Código Penal especialmente en los casos de reincidencia.

Los votos en contra de PSOE, Podemos, PNV, ERC y la mayoría del Grupo Mixto han tumbado las iniciativas de los grupos parlamentarios del PP y Ciudadanos, por lo que continúa la tramitación de la proposición de Ley impulsada por el PNV.

Cuatro días después de conocerse la muerte del niño Gabriel Cruz y bajo la atenta mirada de los padres de niños asesinados que han presenciado el debate desde la tribuna del hemiciclo, los partidarios de su derogación no han atendido los ruegos de PP y Ciudadanos para echar por tierra su derogación en tanto en cuanto el Tribunal Constitucional no resuelva sobre la misma.

En un debate tenso protagonizado por los reproches y descalificaciones, los diputados del PP y Ciudadanos han pedido sin éxito al PSOE que se abstuviera en la votación para pasar la pelota al Constitucional, que precisamente tiene que resolver el recurso que los socialistas presentaron contra esta polémica figura penal.