Las exportaciones agrícolas del país andino a la UE subieron un 12,8 %, llegando a 635 millones de euros (unos 409,1 millones de dólares), con lo cual superan por segundo año consecutivo al sector minero energético.