Más de 2.000 personas fueron desplazadas de sus hogares en una zona rural del departamento colombiano del Chocó (oeste), fronterizo con Panamá, por la presencia y accionar del Clan del Golfo, que se hace llamar Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) y es la principal banda criminal de Colombia.