Después de que las dos cámaras del Congreso levantaran el pasado sábado sus respectivas sesiones sin haber logrado un acuerdo sobre la financiación federal, que expiró en la medianoche del viernes, el cierre parcial del Gobierno en Estados Unidos se prolongará al menos hasta el jueves.