El Banco Central Europeo está listo para adaptar su política monetaria a las necesidades de la Unión Europea después de la pandemia del coronavirus, pero las reformas de los países individuales serán más importantes que la política monetaria, dijo el martes el vicepresidente del banco, Luis de Guindos.