El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha descartado que la zona euro “esté abocada” a una recesión, aunque ha reconocido que hay riesgos que pueden provocar que el crecimiento sea reducido y que se sitúe por debajo de su potencial “durante un periodo dilatado”.