El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en rueda de prensa que la entidad también baja los pronósticos de crecimiento para el 2020 una décima hasta el 1,6 % (1,7 % en diciembre) y mantiene los del 2021 en el 1,5 %.

 – El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado este jueves que inyectará más liquidez a los bancos a partir de septiembre y que retrasa la subida de los tipos de interés -actualmente en el mínimo histórico del 0%- “al menos hasta el final de 2019”  por el debilitamiento económico que sufre la zona euro.

El PIB de la zona euro avanzó en 2018 a su ritmo más bajo de los últimos cuatro años y para este ejercicio se espera un frenazo aún mayor. De hecho, el BCE ha seguido la línea de otros organismos como la OCDE y la Comisión Europea y ha rebajado con fuerza la estimación realizada en diciembre (del 1,7%): ahora cree que la eurozona solo crecerá un 1,1%.

Además, el BCE lanzó una nueva operación de refinanciación a largo plazo, destinada en parte dirigida a ayudar a que los bancos renueven más de 720.000 millones de euros en préstamos existentes del BCE y evitar así una contracción crediticia que podría exacerbar la actual desaceleración económica.