La entidad destaca los riesgos planteados por las tensiones comerciales globales y los crecientes temores a un Brexit sin acuerdo.