El jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de Venezuela por unos 50 Gobiernos, anunció este domingo que solicitará a los diputados decretar “estado de emergencia” para hacer frente a la “catástrofe” que atraviesa el país por un apagón que suma ya casi 70 horas.

 – El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, informó este domingo que este lunes se hará efectiva una segunda suspensión de las clases y las actividades laborales, como consecuencia del apagón que comenzó la tarde del jueves y que ya ha superado las 72 horas en vastas zonas del país, aunque en Caracas el servicio ha sido repuesto de forma intermitente. El ministro aseguró que el presidente Nicolás Maduro, que solo ha hecho una declaración pública desde que comenzó el apagón, “está a la cabeza de todos los procesos” para derrotar lo que calificó como un “ataque terrorista”.

La falla ha afectado el desarrollo de las actividades diarias de los venezolanos, pues las comunicaciones, internet, el suministro de agua, los comercios y los hospitales se han visto afectados.

Los fallos del servicio eléctrico son frecuentes en Venezuela: a principios de febrero los estados de Miranda y Anzoátegui sufrieron cortes, que el Gobierno atribuyó entonces a dos presuntos ataques contra centrales eléctricas.

Sin embargo, la oposición y algunos expertos contradicen la teoría de Maduro, ya que apuntan a que la desinversión y la mala gestión del Gobierno son las verdades causas de la crisis eléctrica que atraviesa Venezuela.

De hecho, varios médicos venezolanos han llegado a denunciar que casi un centenar de personas ha fallecido como consecuencia de fallos del servicio en los hospitales. 

Por su parte, once de los 14 países (salvo Guyana, Santa Lucía y México) del Grupo de Lima responsabilizaron a Nicolás Maduro por el masivo apagón. “Responsabilizamos exclusivamente al régimen ilegítimo de Maduro del colapso del sistema eléctrico venezolano”, señala un comunicado donde los firmantes reiteran el apoyo “al presidente encargado Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional”, de mayoría opositora.